Para las fanáticas del orden

¡Buenos días amigas! Bueno, buenos días es un decir, al menos por estos lados. No ha parado de llover desde ayer, ideas para hacer un poco de arte, ¿no creen? Aprovechando para preparar algunos detalles para el cumple de mi hijo mayor, seguramente ya les estaré enseñando algo de lo que prepare.

Pero, por ahora, vamos a pensar un poco en la casa. El DIY de hoy está dedicado a las fanáticas del orden, así que, si eres una de esas personas que no les gusta que las cosas estén desordenadas o tiradas por la casa, que quiere que todo tenga su lugar, que odio buscar algo y no encontrarlo, ¡presta mucha atención!

Y de paso, ¡un poco de reciclaje! Las que me conocen un poco, sabrán que me encanta reciclar. Creo que todo puede volver a usarse, con un poco de imaginación. Y, además de más económico (sobre todo para estos tiempos de crisis), ponemos nuestro granito de arena para cuidar el planeta. Así que, piénsalo dos veces antes de tirar eso que estabas por meter en el cesto de basura… ¡puede servir!

Organizador de pared

Seguramente tengas de esos bandejas de telgopor en la que vienen algunos alimentos. No sé donde vivas, pero por acá, en esos platos viene la carne que compras en los súpermercados grandes. Pues, con ellas puedes hacer este genial organizador de pared, para poner lápices, hebillas u cualquier cosa que ande por ahí tirada. Ideal para organizar los útiles de tus hijos

Lo primero que vamos a hacer es forrarlas con papel de diario y pegamento mezclado con agua (ya hemos usado está técnica antes, debes mezclar una parte de agua y una parte de adhesivo escolar. El papel de diario debes cortarlo en tiras cortas e ir pegándolas una sobre la otra).

Una vez que hayas terminado, corta algunas a la mitad.

Las que cortaste por la mitad debes pegarlas sobre las enteras (figura 4).

Por último, cortamos tiras de papel madera (o algún otro papel que te guste) y repetimos la técnica de pegarlas con un pincel y la mezcla de agua y pegamento. Recuerda de pasar un poco de la mezcla, también por encima del papel, así quedará mejor pegado.

Una vez que estén listo, puedes pegarlos sobre un cartón grande y grueso o sobre madera fibófácil, para así poder colgarlo en la pared.

Portalápices

Sólo necesitas unos cartones de leche y un papel bonito para forrar.

Debes cortarlas en diagonal como se ve en la imagen, dejando unos centímetros en la parte de arriba y pegarlas como se ve en la figura 5.

Luego las forras con un papel que te guste y ¡listo!

Organizar cajones

Cuando vi este DIY pensé en mi mamá. Es ideal para ella que siempre anda poniendo cajitas en los cajones para ordenar las medias y ropa interior.

Sólo necesitas potes de yogurt. Los tienes que pegar unos a otros con pegamento universal. Una vez que estén todos pegados, los colocas en un cajón y ¡ya tienes tu organizador!