Home Consejos Vida de soltera

Vida de soltera

En mi trabajo hemos estado debatiendo un tema: Las casadas extrañan y envidian la vida de soltera ¿Creéis que esto cierto?Aquí les dejo mi opinión…

Vida de soltera: algo imposible de hacer si estas casada y tienes hijos.
Que sea imposible no quiere decir que no la podemos desear.
Y lo hacemos. No pasa nada por asumir sin que te conviertas en una mala madre que te morirías por irte de viaje con amigas, tomar margaritas al sol luciendo la tripita que tenias antes del embarazo. Hasta la más entregada mama tiene esos pensamientos, considerados “impuros” en la esfera de la maternidad moderna, pero no lo dice por si acaso la tachan de algo.

“¡La vida de soltera es la caña!
Tu marido es el mejor, tus hijos tu vida, pero si pudiésemos parar el tiempo y disfrutar de esta vida volveríamos a la rutina familiar con la chispa renovada. Mirarías las perretas de tus hijos con ojos de tía solterona, desde la perspectiva de alguien que puede ir y venir a su antojo.”

¿Te lo has creído? Pues no te lo creas. Es muy distinto es disfrutar de unos días en pareja o con amigos a convertir esta practica en algo sagrado.Solo es este lado nuestro que se empeña en querer lo que no tiene. Las solteras también envidian la vida de las casadas.
Una vez que uno asume la responsabilidad de ser padre/madre esta obligado a dejar de lado la vida de soltero. Podrás tener una vida de casada bien adaptada y más crezcan tus hijos mas espacio para ti misma tendrás, pero mientras olvidate de la vida de soltera. No me parece justo que unos niños estén cada fin de semana separados de sus padres, aunque estén con sus abuelos, para que estos disfruten de su intimidad y diversión. Adptense!
No hace falta extinguir tu vida social o borrar a todos tus amigos de tu vida, pero no puedo soportar a estos padres que no dudan en “descansar de sus hijos” cada vez que tienen la oportunidad para seguir con su vida de antes. La vida está compuesta de varios ciclos; tenemos que vivirlos, disfrutarlos y cuando haya acabado empezar el siguiente con más animo.

Claro que nuestros pequeños disfrutan con sus tíos, abuelos o amigos de la familia, pero lo que realmente necesitan es algo más de contacto con sus padres como unos días en casa, jugando toda la familia a algún juego de mesa, al escondite o simplemente compartiendo una peli. Son soluciones baratas y fundamentales para hacer a los nuestros un poquito más felices.
A veces encontramos momentos de descargar tensión relajandonos y disfrutando de un día en casa, reunidos, hablando y desarrollando la intimidad familiar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *