yoga en casa
Home Salud Consejos para practicar yoga en casa
Salud -

Consejos para practicar yoga en casa

A veces cuesta comenzar a hacer las cosas que gustan o seguir con ellas hasta alcanzar el hábito. Se presentan dificultades como el tiempo, el dinero o el lugar en el que practicarlas, pero siempre hay una alternativa.

En el caso del yoga, puedes hacerlo en la comodidad de tu casa, y así no inviertes tiempo valioso en ir a un lugar para ello. También te ahorras dinero al no tener que pagar una clase cada vez que quieras asistir, ni siquiera necesitas buscar el sitio apropiado.

¿Cómo lograrlo?

El portal yoguiyoga.es es un referente en el tema, sitio donde aprendes a seguir rutinas para cualquier nivel, por lo que es útil incluso si estás empezando o si eres ya una persona con amplios conocimientos en el tema. Lo bueno de este sitio es que te van dando consejos a medida que te enseñan las rutinas, de manera que progreses siempre que estés interesada.

Además, cuenta con un blog que tiene información útil y de interés para los practicantes de yoga. Desde dietas saludables que aumentan tu rendimiento hasta ejercicios complementarios para mejorar tu condición física. También hay consejos para mejorar la respiración, la flexibilidad y la concentración, muy útil para el yoga y en realidad para la vida cotidiana.

Es altamente recomendada esta página para principiantes porque te da un regalo especial para empezar a practicar yoga en casa, aunque cualquier otra persona se vería beneficiada.

Razones para practicar yoga

Hacer yoga regularmente contribuye con el estado físico y la salud general, en especial en la postura. Algunas personas dejan de verlo como una disciplina y llevan el yoga como un estilo de vida que los hace más conscientes sobre su entorno y los llena de energía día a día.

La falta de tiempo es el motivo principal por el que muchos no comienzan a hacer algunas actividades, pero el yoga puede ser la excepción porque es fácil de practicarlo en casa. Esto ahorra mucho tiempo y energía que se invierte en llegar al sitio.

Es cuestión de hacer un calendario, con horarios incluidos y evitar las distracciones habituales. Es perfecto para tener un momento de desconexión, así que es perfectamente válido y recomendable que le digas a tus familiares y amigos que estás invirtiendo un par de minutos al día en ello, y que no quieres interrupciones. Lo mejor de todo es que tú misma controlas el tiempo que le quieres dedicar a cada sesión.

Al hacerlo desde tu casa y por tu propia cuenta, puedes enfocarte en el estilo que te gusta, al adaptar las rutinas a tu medida. Así le dedicas el tiempo, esfuerzo e intensidad que quieras. Los estilos más conocidos son Hatha Yoga, Vinyasa y Ashtanga, aunque hay muchos más.

Lo bueno de esto es que puedes hacer el que quieras, dependiendo de tu estado de ánimo y de las necesidades que tengas ese día, ya sea que quieras relajarte controlando tu respiración, o bien que trabajar la flexibilidad sea tu objetivo, como también si quieres hacer algo más intenso para tonificarte.

¿Cómo ser constante?

La clave para que el yoga funcione es tener la constancia para practicarlo día a día. Éste es el verdadero reto al estar en casa, pero lo puedes conseguir si es lo que te has propuesto. Es cierto que es difícil encontrar el espacio de tiempo o las ganas todos los días, pero el truco es adquirir una rutina y tener una disciplina.

La inspiración con la que te introduces en este mundo no te acompaña siempre, y te cuesta seguir, especialmente al principio. Seguramente piensas que hay otros asuntos más importantes que atender, que te consumen tiempo y rompen con tu compromiso del yoga.

Sin embargo, los 30 primeros días son más difíciles, en los que se forma el hábito, y el asunto se vuelve voluntario y automático. Aún así hace falta fuerza de voluntad para hacer algo absolutamente todos los días de tu vida. La idea es tener en mente siempre metas realistas que alcanzar y trabajar continuamente hacia ellas. El hecho de alcanzarlas son una motivación extra para seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *